viernes, 7 de octubre de 2011

Y ahora que le digo


Gabo es un chico muy interesado en los animales por lo que su curso favorito es Ciencia.
Viene del colegio hablando de la tortuga Galápagos y su probable extinción, que el caballito de mar macho es el que tiene a las crías, que si la ballena azul come Krill, que si el pulpo tiene tres corazones y así según se lo dicen en el colegio el viene y sale de las dudas en internet.
Todo hasta allí muy bien,  estoy orgullosa de mi hijo que es un capazo.
El asunto es que esta mañana estaba hablando con su hermana, no sé de que porque yo estaba muy entretenida en alistarme, loncheras, la pequeña, el desayuno, el auto... Mientras NN regaba el jardín y les cantaba a las plantas, sí tal cual, él les canta a las plantas.
Gabo dejó a su hermana y se me acercó con cara de preocupado:

Mamá ¿todavía no se sabe como es que llega el bebé humano a la barriga de su mamá? ¿Es sólo un organismo que le crece?

Fría, me quedé fría, pero claro reaccioné rápido de la manera que lo han hecho las madres desde tiempos remotos (Está en mis genes que le vamos a hacer)

“Gabo ahora estamos apurados para llegar a tiempo al colegio, péinate y arréglate la corbata, el desayuno se enfría.  ¡Aleeee baja a la cocina que el desayuno se enfría!  ¿Y qué esta haciendo tu papá? Corre dile que el baño ya está libre que puede subir a bañarse.

Me fui por la tangente con tantas cosas a la vez que de momento olvidó lo que me había preguntado pero y si vuelve a preguntar.
Aquí quería llegar. ¿Cómo he de contestar su pregunta?

Hijito cuando un hombre y una mujer se aman, se dan tanto amor, Aquí seguro preguntará ¿cómo se dan amor?

Hijito cuando un hombre y una mujer se aman se dan tanto amor, por medio de besos y abrazos que una semillita… AYYYY! No se como se lo voy a decir, olvidémonos de las semillitas.

Hijito cuando un hombre y una mujer se aman se dan tanto amor por medio de besos y abrazos que Dios ¿puedo meter a Dios?  Si meto a Dios no tendré que explicar mucho porque alrededor de Dios siempre hay misterio. A ver como sería eso que mi hijo sólo tiene 9 años…

Hijito cuando un hombre y una mujer se aman se dan tanto amor por medio de besos y abrazos que Dios les envía de premio un bebé.

Creo que así está bien por ahora pero si hace más preguntas tendré que salir de nuevo por la tangente. ¡Que difícil! Yo jamás les hice esas preguntas a mis padres ¿por qué me toca a mí responderlas? Si alguien por allí tiene una idea estoy abierta a opiniones y casi estoy esperando que me den la receta secreta. 

13 comentarios:

No dijo...

Ojalá pudiera ayudarte Patito....

Yo te diria que le dijeses la verdad, aunque de una manera más "científica" que otra cosa, como algo natural y sin darle mucha importancia. Si el nota nerviosismo en tu expresión, tal vez le generes más curiosidad de la que debe tener y se monte peliculas en la cabeza.
No le hablaría ni de besos ni de abrazos, solo le explicaria el hecho en si y de una manera sencilla y sin muchos detalles.

Ya me contarás....porque seguro que te lo volverá a preguntar.
Mucha suerte!!!
Un besoteeeeeeeee

Rochitas dijo...

la última es sin duda la más completa. nada que luego se contradiga. Esa es la consigna...

pseudosocióloga dijo...

¿Tu hijo no habla de "pitos" y "vulvas"?...Yo soy partidaria de darle una explicación "cuasi" clínica, sin darle mayor importancia.¿No ha visto nunca a los perros?¿O cualquier animalito?

Mayte Esteban dijo...

Un día Alex, cuando tenía seis años, subió a casa con una pregunta. Había estado jugando con unas vecinas mayores en el patio del edificio y, supongo que por hacer una gracia, le dijeron que me preguntase qué era un condón.

Imagina mi cara de estupefacción cuando me lo dijo. Hacía días había hablado con la orientadora del cole y me recalcó que a los niños no se les miente, así que, ni corta ni perezosa, le ayudé a buscar la palabra en la enciclopedia, sin perder la serenidad.

Le expliqué que es un método para evitar que se contagien enfermedades y que además sirve para que los papás puedan tener los hijos cuando quieran. Con seis años, le pareció una respuesta satisfactoria y yo me sentí aliviada.

Al cabo de unos meses, aburrido de que su hermana se apoderara de todos sus juguetes nos dijo muy serio que no nos olvidasemos de usar condones. No quería más hermanitos usurpadores de espacio y de juguetes. Cuando yo creía que eso era una anécdota que se quedaría ahí, de la que nos reiríamos en el futuro, me miró muy serio y me dijo: "sé para qué sirven, pero no sé cómo se usan". Quería que me tragase la tierra pero le respondí, como si fuera lo más normal del mundo, que esa pregunta pertenecía al temario de 12 años. Todavía no ha vuelto a preguntar, aunque estoy segura de que algo más ha averiguado.

Tú tranquila. Sabrás encontrar la respuesta. O la manera de no responder.

Un beso.

Miguel de la T.P. dijo...

Pase a visitarte y fue un honor el pasar por tu blog siempre cuentas con bellas y significativas palabras, gracias por compartirlas, desde Jaén te deseo un buen fin de semana.

alvaron dijo...

Flor de pregunta te ha puesto tu hijo, Patito. Una respuesta sencilla y directa será aceptada, no te eolvides que tu eras su madre y a la edad que tiene las madres lo saben todo o casi todo.

AM Editorial dijo...

La verdad y nada más que la verdad... es lo mejor. Y ni mezclar amores, ni a Dios, ni nada. Porque luego vienen los malentendidos. Y cuanto más "científico" y natural... mejor.

Eso es lo que yo haría, o me gusta creer que haría, como hicieron mis padres conmigo. Aunque, claro, la inquietud era de mi hermano (muy precoz, él) y ya, de paso, me llegó a mí la explicación.

Al principio, me pareció una barbaridad... ¡menudo misterio! ¡Cómo iba a ser eso posible?!

Tengo que decir que yo tenía casi cinco años y mi hermano ya iba para los siete. Y, Maite, preguntó lo mismo que Álex... pero a gritos por la calle. "Mamáaa, ¿qué es un condón?? Pero que me contesteeees!!! Qué es un condóoooon??!!" Y cuando más se callaba mi madre, más alto lo preguntaba y más pesado se ponía.

Mi madre optó por decirle que se lo preguntase a mi padre... y así lo hizo. Así que, si esa opción te vale, dile a Gabo que le pregunte a su padre ;)

Un abrazo!

PD. Me he reído mucho con esta entrada...

Bolboreta dijo...

Totalmente de acuerdo con Pseudo, díselo lo más claro posible, de forma natural... Las cosas son como son, y está bien que las conozcan desde pequeños.

Además si le gustan los animales entenderá mejor, al final somos unos mamíferos del montón :D

Besitos

P.d. Yo tampoco pregunté jamás esas cosas, los nenes de ahora son muy listillos...

Patito dijo...

La buena noticia es que se olvidó de hacerme la pregunta otra vez por lo que de momento yo paso.

Pseudo, Fíjate que no, mi hijo y su hermana mayor nunca me han preguntado nada en relación al sexo ni a sus cuerpos supongo que es porque de pequeños yo los bañaba juntos y de tanto verse pues será para ellos algo natural.

Practicaré una respuesta más científica y sincera para cuando vuelva a preguntar.

Gracias a todos por los consejos.

Patito dijo...

Miguel de la T.P.
Gracias por tu visita. Al leer tu comentario creí que eras de Jaen - Cajamarca, aquí en mi país pero ya he entrado a tus blogs y poco a poco me iré enterando más de ti, nos estamos leyendo. :D

papacangrejo dijo...

A mi mi MADRE me lo explicó clarito, con lo así que es mi madre. Me dejo un poco estupefacto, pero lo siguiente fue salir corriendo y ocntarselo a todos mis amigos, que se quedaron tan estupefactos como yo. No me han quedado secuelas, yo es que soy así jejejejajajaja

apple dijo...

Pues si me lo permites, yo creo que deberías contarle la verdad adaptada su edad, yp no recuerdo como lo supe yo, pero si recuerdo a mi madre contándoselo a mi hermana, se lo contó tal y como era, pero en vez de espermatozoide que no entendía le dijo un bichito.

Patito dijo...

Apple: Gracias por la visita, siempre serás bienvenida :D