sábado, 30 de julio de 2011

Verano del 2000

Playita en enero, con las amigas de siempre, las queridas.
Buscar un hotel frente al mar con habitaciones dobles y vecinas. Ceviche, cerveza helada y a la playa. Pareos de moda, toallas, bloqueador y esta canción "Debí tomar un vino quizás una cerveza y ni pensar en hacer el amor..." Es la canción de moda, es el verano del 2000 y ese tema rompe en todas las radios pero si canto yo, a voz en cuello y señalo mi vientre aun plano cuando la letra pasa por  "...Y ni pensar en hacer el amor”. Mis amigas gritan unísonas, no se lo pueden creer ¿Cuanto tiempo? Preguntan. Un mes y algo contesto. Me felicitan.
No soy una niña, tengo 23 años y año y dos meses de casada pero siento que es otra la que esta viviendo mi vida, es que no me lo puedo creer, ¡VOY A SER MADRE! ¿Qué es lo que está creciendo dentro de mí?
Recuerdo mi libro de biología del cuarto año y veo claramente la imagen de un embrión luego se divide en cuatro y en ocho. Más imágenes pasan por mi mente y trato de imaginar cómo será en este momento a un mes y algo este bebe dentro de mí.
Me muerdo el labio para tratar de ordenar estos pensamientos, la brisa visita mis pies descalzos mientras ellas, mis amigas queridas aun solteras descansan junto a mi, ¿qué pasará por sus mentes? Mis ojos se dejan llevar por el va y ven de las olas.
Nada ha cambiado, pienso, eres la misma, todo esta igual. Quiero otra cerveza que el momento y la costumbre lo exigen miró a mi amiga y lo sugiero: 
“No, tú no, que ya te tomaste una y estás embarazada”.

Sonrío, acepto, estoy tranquila pero aun no me lo creo. 


lunes, 25 de julio de 2011

No existo

Mis papeles son un lío hasta podría decir ahora mismo que no existo.
Mi DNI (Documento Nacional de Identidad) por azares del destino o metida de cola del diablo aquel salió con fecha de nacimiento errónea, siendo yo de diciembre en mi DNI soy de octubre,  siendo del 5 en mi DNI soy del 15. Como diría mi abuela Clara  “Cosas del tío Tinoco que nadie entiende ni yo tampoco”.
El paso a dar era simple (pensaba y pensaba mal) tenía que ir a la municipalidad a pedir mi partida de nacimiento,  llevarla a RENIEC (Registro Nacional de Identidad y Estado Civil) para hacer la rectificación y ya, así de fácil, dos pasitos y arreglado. Falso.
Llegué a la municipalidad, no había mucha cola así que pedí mi partida me dijeron que para el día siguiente pues bien regrese al día siguiente y me la dieron,  comprobé por instinto nada más, que yo sabía que iba a estar bien mi fecha de nacimiento y me fui para la RENIEC, allí si había una cola endemoniada que me tuve que tragar con frio en el cuerpo y sol en la cara, cosas de Arequipa.
Cuando por fin llegué a la ventanilla un señor mayorcito,  bien plantado,  escuchó sin mucho interés mi problema y me pidió mi partida de nacimiento, que orgullosa por hacer bien mi tarea le entregué y pensé “Ahora me da la fecha para recoger mi nuevo DNI y asunto resuelto”  Cometí otro error y la sonrisa se me borro cuando el caballero me preguntó en que año había nacido.
1976
El hombre se quedó mirando la partida para luego mirarme y dijo: Aquí dice que usted es de 1076, con esta partida no puedo trabajar debe de rectificarla en la municipalidad.

A ver, expliquémonos un poco, antes de la era de las computadoras las partidas se llenaban a mano y se hacían con ellas unos libros gigantes donde están todas las partidas por año, cuando el interesado requiere una copia pues eso mismo hacen, sacan una fotocopia de esta original la sellan varias veces, la firman y te la dan.
Bien, al parecer el que llenó mi partida en 1976 hizo un nueve mágico de tal forma que si yo lo miro,  veo perfectamente un nueve con circulito más grande y colita más chica pero nueve al fin y al cabo pero si lo ve el caballero que me atendió en la ventanilla pues no ve la colita del nueve únicamente ve las ganas de joder y me dice que es un cero y en mi cara me dice que si  he nacido en 1076 entonces procede la partida de lo contrario debo hacer la rectificación en la municipalidad o mi nuevo DNI saldrá con 1076.
Me regreso a la municipalidad amarga a más no poder y allí para la rectificación me piden mi DNI...
Conclusión: No existo o tengo novecientos años más.  Si elijo la segunda alternativa pues que bien me conservo. 

viernes, 22 de julio de 2011

Mister Magoo

Cuando llegó a nuestras vidas Mister Magoo tenía los ojitos chiquitos y el rostro gordito y cachetón, el cabello poquito y como recién peinado, suave delgado de color castaño claro, movía los labios con ese movimiento que alude a lactar, su manito gordita con dedos largos que cogí en la palma de mi mano me enamoró y todos lo amaron, fue un bebe con estrella, con luz propia. Nació a los 10 meses porque estaba cómodo, no quería salir. Cuando mi papá lo vio no pudo dejar de ponerle una chapa, si no pues no sería mi papá, lo vio y le dijo Mister Magoo apelativo con el que vivió por años.
Cuando Mister Magoo cumplió un año ya caminaba sólo, con sus pasitos de bebe se dirigía lento pero seguro hasta la radio de la sala y con su manito gordita movía la rueda del dial para encontrar alguna canción que lo hiciera bailar y cuando la encontraba pues bailaba. Ya desde entonces sabíamos que estaba hecho para cosas grandes. Cuando entró al nido sus profesoras lo adoraban por tierno, inteligente, risueño y BAILARÍN, Cuando entró a primaria sus profesoras lo amaban por tierno, inteligente, risueño, buen dibujante y  BAILARÍN, Cuando entró a secundaría ya era respetado y conocido por tierno, inteligente, risueño, buen dibujante y BAILARÍN, en secundaría sumó a estas características sus buenas aptitudes para el teatro y las lenguas extranjeras.
Ingresó a la universidad sin problemas y sin problemas también la dejó para ir tras un sueño a la capital, a vivir solo, a desayunar latas de atún, a buscárselas, trabajo y estudio, y así se hizo hombre digo yo,  nos consternó pero en el fondo ya lo sabíamos, él estaba hecho para el arte, estaba en sus venas ya aquel día en que puse su manito en la palma de mi mano.
Hoy cumple 23 años y está en la lucha encarnizada por cumplir sus sueños y de a pocos lo va logrando ¡FELIZ CUMPLEAÑOS hermanito adorado! Un abrazo a la distancia.





miércoles, 20 de julio de 2011

No me sé el Himno Nacional

Para alguien de mi generación pues es algo imposible de decir “No me sé el himno Nacional” ya que fue pan de cada día o mejor dicho de cada lunes durante 11 años escolares. Todos los lunes formación, cabello bien sujeto, con cinta blanca preferiblemente, zapatos brillando de tan lustrados cual espejos, uniforme plomo claro, falda de una tabla, camisa blanca, chompa ploma con cuello V, uñas, cuello, pañuelos todo en perfecta disposición que era lunes y que además tocaba formación larga con entonación del himno Nacional (Los días especiales cantábamos el himno Nacional, el himno de Arequipa y el himno del colegio; ¡Madre mía!)
Entonces  ¿Cómo puede ser que después de tanto cantar y cantar ahora diga que no me lo sé?
El asunto es que el Himno Nacional tiene 6 estrofas  de las cuales se cantó por 187 años la PRIMERA, que se dice es apócrifa,  es la que yo me sé pero los tiempos cambiaron y llegó un listo (2009) que no sin razón puso en tela de juicio la letra de la estrofa que voz en cuello canté por once años escolares y se decidió por votación parlamentaria dejar de cantar la estrofa  primera para cantar ahora la SEXTA que es la que saben mis hijos que gracias a Dios ya no disfrutan de las formaciones de los lunes ni del uniforme único escolar pero igual se saben el Himno Nacional (estrofa sexta) Ayer se pusieron a cantar,  ya que estamos en mes patrio; los acompañé en el coro que claro es el mismo pero cuando llegó el turno de la estrofa “calladita te ves más bonita”  y bañada en vergüenza porque No me sé el Himno Nacional.
Ahora haré mi tarea y lo aprenderé.


lunes, 18 de julio de 2011

Corte de pelo

Mi hija de 10 años está empeñada en tener el pelo corto siempre, lo malo es que somos onduladas y el corto pues se esponja.
El sábado tenía una tarde de cine y cena con sus compañeras de colegio y me pidió que la llevara a cortarse el pelo esa mañana que yo estaba llena de cosas que hacer, como pude y ante su insistencia llegamos a la peluquería de siempre a eso de las 11 y como lo sospeché no me atendieron porque ya estaban a tope así que me puse a conducir un poco sin rumbo y molesta porque ¿qué necesidad de hacer las cosas así a la prepo?  En una semana sale de vacaciones de medio año y allí se puede cortar el pelo pero no, ella quiere hoy y debe ser hoy. Lo sé, la culpa la tengo yo por hacerle caso, es que ha salido tan testaruda como yo y además persistente como su papá así que sumemos testarudez con persistencia y nos jodimos los de su alrededor,  en fin. Llegué a un salón nuevo donde sólo había que esperar a una persona así que nos quedamos allí. Cuando llegó nuestro turno mi hija  le explicó puntualmente a la señorita lo que quería dejándonos boquiabiertas a la manicura, a la estilista y a mí. Lo que no sabía mi hija es que se había topado con la horma de su zapato por lo que empezó una batalla estilista VS testaruda y persistente que ganó por mayores conceptos y experiencia profesional la estilista. El corte fue mínimo, formándole el cabello y cortándole todas las puntas, al final mi hija quedó contenta porque se vio linda al espejo y el cabello quedó bajo el hombro Yo más feliz que una perdiz. Todas contentas pero faltaba la fresa del pastel y es que mientras le cortaban el cabello a mi primogénita yo charlaba con la manicura que me elogió bellamente no sé si por el afán loco de conseguir una clienta nueva o es que olvidó ponerse sus lentes y no vio las patas de gallo que de un tiempo a esta parte están invadiendo mis ojos  el hecho es que cuando le dije que tenía tres hijos me dijo “Pero en qué cuerpo si estás flaquísima y jovencita “ “La verdad no parece”  “No me lo creo” Y yo allí, feliz. 

martes, 12 de julio de 2011

Otro cuento.

IGUAL PERO DIFERENTE

Clarita es la menor de tres hermanas, tiene hoy su primer día de clases. Es un colegio nuevo por lo que está nerviosa. Entra al último año de nivel inicial. Tiene 5 años y trisomía 21, mejor conocido como  síndrome de down.

Esta mañana ha imitado a sus hermanas alistándose con prisa, se ha dejado peinar viéndose al espejo, ha escogido su vincha de mariposas y se ha mandado un beso volado al final.

Sabe que no es igual a sus hermanas, se lo dice el espejo pero también se sabe bella, se lo han dicho sus papas, sus hermanas, la abuela y ella ante el espejo lo ha confirmado.

Antes de salir de casa ha besado a su muñeca Baby Down y la ha acomodado sobre su cama.
 La muñeca es su amiga, se parece a ella.

Clarita está asustada. Sabe que sus hermanas entrarán con ellas al colegio pero también sabe que estarán en distintas clases y que no se verán.

“Clarita no te asustes” le ha dicho Diana, su hermana mayor, que entra a tercer grado de primaria. Tendrás una Miss muy buena, lo sé porque ya me enseñó, se sabe muchos cuentos, además harás muchos amiguitos y te divertirás mucho.

Clarita abraza fuerte a su hermana, la besa y la vuelve a abrazar. Luego escucha las palabras de su otra hermana que va a primer grado: “Diana, yo también estoy un poco asustada” le dice mientras la mira fija.
Clarita abraza a su hermana, la besa y le dice: Yo estaré aquí todo el día, si alguien te molesta me vienes a buscar, te voy a defender. Las tres ríen.

Clarita ha entrado a la clase de la mano de su mamá que después de hablar con la Miss se ha marchado. La Profesora le ha señalado a Clarita un asiento y le ha pedido que se siente allí. Pronto la clase se ha llenado de niños y niñas, todos han ocupado un lugar en el salón y en su mesa junto a ella tres niños y dos niñas. A su derecha una niña de lentes y pelo rojo le ha sonreído y Clarita se ha puesto tan feliz que le ha dado un abrazo. A su izquierda un niño de cara redonda y grandes pestañas la ha mirado fijo y serio como asombrado, luego ha ido donde la miss ha dicho algo señalándola con cara de molesto para luego ponerse a llorar. La profesora le ha pedido a otro niño que cambie de lugar con Felipe, el niño que llora, pero este niño no ha aceptado, entonces la profesora le ha pedido a Cayetana que ocupe el lugar de Felipe mientras este seguía llorando. Por fin Felipe se ha sentado en otra mesa y junto a Clarita se ha sentado Cayetana que no ha mirado a Clarita ni una sola vez ni porque ella la ha saludado.

Clarita le ha preguntado a la pelirroja su nombre y se ha enterado que se llama Carola.
Carola lleva unos lentes muy gruesos y unos cabellos muy rojos acomodados en la cabeza con una vincha blanca con lunares azules. Clarita se ha quitado su vincha de mariposas y se la ha dado a Carola, Carola se ha quitado su vincha de Lunares azules y se la ha dado a Clarita, ambas están felices de haberse conocido y de ser amigas.

El recreo ha empezado. Todos los niños que han terminado su ejercicio de escritura pueden salir a jugar. Carola sale corriendo con muchos niños detrás. En clase sólo se han quedado Clarita y Felipe. Clarita apresura su mano y redondea la “a” pero se distrae al oír que Felipe se ha puesto a llorar. Clarita baja la cabeza y se tapa los oídos con ambas manos. Fija la vista en el patio de recreo y va a Carola. Se destapa los oídos y redondea la vocal en su cuaderno. Quiere salir a jugar.

Al terminar se acerca a la profesora que está sentada junto a Felipe y le dice. Miss ya acabé puedo ir a jugar. La Miss la felicita y le da el permiso para salir a lo que Clarita responde agradecida con un fuerte abrazo. Dirige sus pasos a la puerta pero antes de irse escucha nuevamente el llanto de Felipe.
Carola juega en los columpios con tres niñas, al ver a Clarita, se baja del columpio para hacerla subir y la empuja mientras ambas ríen. De pronto ambos columpios a lado de ellas se quedan vacíos por lo que las dos niñas se columpian turnándose a empujar.

Esa tarde en la casa la mamá de Clarita le pregunta por su primer día de clases y Clarita le dice que hay muchos niños buenos pero que solo una quiere jugar con ella. Es una niña muy buena mamá, se llama Carola y tiene el cabello rojo. También hay un niño que llora mucho y no hace las tareas, se llama Felipe. Mi profesora es buena y cuenta cuentos.

Clarita es acomodada al lado de su mamá en el sillón de la sala y después de recibir un gran abrazo escucha que ella le explica. “Mi vida, esos niños no te conocen y por eso no han querido jugar contigo pero ya verás que pronto tendrás más amiguitas y amiguitos. Tienes que ser paciente y saber esperar.
Clarita miró a su mamá y después de abrazarla muy fuerte le dijo. Es porque yo soy diferente verdad mamá.
Sí, es porque eres diferente a ellos, ellos no te conocen y por eso se alejan pero como vayan conociéndote y vean lo buena que eres, generosa, alegre y divertida querrán jugar contigo.

Y Carola ¿Por qué me quiere mamá?
Yo creo que porque ella es muy lista.

Y porque también es diferente mamá, ella usa unos lentes muy grandes y su pelo es muy rojo. Es bonita y diferente.

Hija también Felipe es diferente ¿Verdad?
Felipe llora mucho, mamá. Me tapo los oídos porque no quiero oírlo.
Bueno Clarita, él es diferente. Todos en tu clase son iguales porque son niños de la misma edad pero son diferentes porque tienen diferentes rostros, diferentes gustos, diferentes padres, diferentes modales.
Yo tengo buenos modales mamá. Siempre saludo y uso la servilleta. 
Cada día que pases en el colegio aprenderás sobre las diferencias de cada uno de tus compañeros y cada día los conocerás más. De igual manera ellos te conocerán a ti, aprenderán que eres igual pero diferente y tendrás más amiguitos.

Pero de todas esas personas que conozcas siempre seré yo la que más te quiera.
Yo también te quiero mamá.

Un abrazo fuerte que bien se siente Clara cuando abraza a su mamá. 

Claudia Guillen Díaz del Olmo
::::::::::::

Antes a los niños con síndrome de down los dejaban en sus casas, o los mandaban a colegios especiales, además su promedio de vida era 25 años debido a enfermedades con las q nacían como por ejemplo del corazón. Ahora esto ha cambiado y con  justa razón. Los niños Down deben ir a colegios de niños normales dependiendo de su grado

“Lo que parece que les falta lo compensan en su alma”.



    


lunes, 11 de julio de 2011

Incongruencia - Una semana en el 2014 y El alma no se puede mutilar

En esta entrada he escrito una reflexión que se me vino a la cabeza ayer en la mañana mientras pensaba que podía hacer para el desayuno dominical "¡No quiero hacer nada, QUIERO dormir hasta las tantas luego despertar, comer alguna fruta y volverme a dormir". Me senté en la cocina a solas y de allí salió "Incongruencia" Tenía de fondo música y voz de Facundo Cabral quizás de allí la necesidad de decir o mejor aun DE HACER. También pensé que el amar es una DECISIÓN no es algo espontáneo porque eso es sólo querer. Apuntalando que Jesús tuvo razón al ponerlo como mandato. No, amar no es propio de impulsos, eso es sólo querer. Y todo eso sólo para darme valor y hacer el desayuno ja. Además les cuento lo que me pasó esta semana (Una semana en el 2014) y termino con un recuerdo (El alma no se puede mutilar) 

Incongruencia.

Ves aquel hombre de ojos grandes que baja por el sendero
... Ese que va como pal río.
 Ese me contó una vez.

Mi padre me dijo siempre.
Salta pero no saltó
Lee pero no leyó
Corre pero no corrió 
Dilo pero no lo dijo
Mira pero no miró
Viveeeee! pero no vivió

Y yo que quiero tanto a mi padre aprendí a decir:
Salta, lee, corre, dilo, mira, viveeeeeeeeeee! 
Aprendí a decir. 


He vivido una semana en el 2014

El miércoles pasado vinieron niños a jugar a casa, todos felices, todo bien. Esa noche quise entrar a leer mis blogs favoritos y nada. No podía, me salían letreros que las paginas habían caducado, que mi certificado había caducado y no podía comentar ni acceder a nada. Fui corriendo donde NN y le conté lo que pasaba a lo que me contestó "Hay que llamar al técnico" eso hice y me peloteó hasta este lunes. Ayer domingo costernado por la noticias de Facundo Cabral, NN decidió prender mi equipo para buscar más información y algunas canciones, desde que se sentó a la máquina hasta que me llamó pasaron dos minutos, no es figurado es literal fueron dos minutos y gritó: ¡Pato ven que ya lo arreglé! Vamos que yo le pedí ayuda desde el miércoles y él sin sentarse a ver lo que pasaba me mandó a llamar al pitucotécnico que me peloteó hasta este lunes y luego cuando necesita la red va se sienta dos minutos y arreglado.
Y bueno ¿qué tenía la maquinita amore? Simple, algún pequeñin se puso a jugar y cambió el reloj al 2014.

El alma no se puede mutilar.

Se desprender los ayeres de mis ojos como frutas maduras.
El alma no se puede mutilar pero cambia, se trastoca.
La gente toda camina en torno a mí y no me ve o quizás soy yo la que no les mira.
Mis pasos son lentos pues mi memoria trata de hilvanar un recuerdo. Helo aquí, inane sí pero mío:
Despierto y el olor a incienso llena mi día, baño mi cuerpo y  mi cabello, hace frío no tengo agua caliente. Bajo caminando las calles en dirección harto conocida, otro día clases y de allí tú.
Mi rosario se mueve en mi mano, cada bolita una oración, una esperanza o una costumbre enseñada hace poco… Hace siglos...
Mi mochila cuelga en mis hombros y mi carnet universitario me permite entrar, tengo hambre pero no me preocupa demasiado a las 11 abrirán el comedor y solucionare ese problema y después tú.
La tarde llega, mi estómago está lleno, mi mente también al igual que los apuntes en mi cuaderno. Todo lleno, todo hecho y ahora tú.
Mis pies se atropellan uno al otro por ver quién llega primero, cuadras van y van la mochila se menea con mi caminar, el rosario que ya ha sido usado descansa en mi bolsillo junto con aquel papel que escribí la noche anterior y ahora tú.
Llego por fin al café, escojo una mesa, la de siempre y espero, me pongo pintalabios y espero, doblo el papel, lo desdoblo, leo y releo lo vuelvo a guardar . Entras.
Me miras, me besas ahora tú.
¡AHORA TÚ!
Sonrío, el recuerdo ha llegado completo a mi mente. Tu rostro, tu sonrisa, tus manías. La gente no me ve o quizás yo no la veo. El alma no se puede mutilar pero cambia, se transforma.










martes, 5 de julio de 2011

PichuPichu y la Dama del Ampato

Mi volcán amaneció así:

Desde mi ventana tomé esta foto y me complací al verlo todo bañado de nieve. Es el PichuPichu, mi volcán, el favorito, el mismo de mi foto del  perfil.
 


Esta es la imagen que veo a diario, lo raro por aquí es el nublado.
Cuando tengo que pensar en algo X,Y O Z me entrego a su imagen y en su compañía pienso, reflexiono, recuerdo, decido.
Cuando compramos esta casa NN revisaba con el arquitecto las cosas básicas para comprar una casa pero yo me entregué de lleno a la vista desde el balcón que da al jardín, no miraba hacía abajo donde estaba NN agencioso. Me perdí en el  PichuPichu y me enamoré de el. Desde mi ventana también veo al Misti y le tomé estas fotos:




 Y al Chachani:

Pero es el PichuPichu mi amigo, mi protector, como decían los indios en la antigüedad, sentimiento que explica de maravillosa manera José María Arguedas en “Ríos Profundos” Apu Protector (dios protector).  De allí vino a mi memoria la MOMIA JUANITA a la que visitamos el fin de semana con mis hijos, todos nos quedamos asombrados ante las hazañas del hombre antiguo en el imperio de los Incas, adorador de dioses, adorador del APU al que le entregaron en sacrificio la vida de niños perfectos entre 10 y 14 años. Allí en ese museo donde se exhibe a Dama de Ampato (JUANITA) vimos con escalofríos en parte por lo fría y oscura de la sala (por lo de la preservación) en parte por el hecho en si.  A  la que fue una niña  noble de quizá 13 años, dentro de una urna de cristal, seguro como la que le hicieron los enanos a blanca nieves pero esta a menos 20 grados para tratar de imitar el ambiente donde se conservó por 500 años en la cima del Ampato.
Casi tuvimos que apoyar la frente para verla bien… ¡Oiga! Pero si es un ser humano, el cuerpo de una niña a la que sacrificaron a 6.288 metros sobre el nivel del mar por temor a una erupción volcánica ya que años antes el Misti había erupcionado.  Después de caminar muchos kilómetros, ascender hasta la cima del volcán Ampato, le hicieron beber chicha de maíz fermentada y acertándole un golpe en la cabeza a la altura de la sien izquierda la mataron. Las cosas que se encontraron junto a la momia (orfebrería, cerámicos, textiles…) darían para otra entrada.


Gracias a este descubrimiento (1995) podemos entender el horror que sentían ante lo desconocido, en este caso las erupciones volcánicas, hasta el punto de ofrendar a niños a los APUS.
Se han encontrado momias de niños en la cima de los volcanes a lo largo de la cordillera de los Andes (dos momias se encontraron en el PichuPichu) por lo que al ver a mi amado PichuPichu le pregunto ¿Qué escondes en tus siete cimas?