jueves, 30 de diciembre de 2010

Bernie Paz


Con los dientes apretados una palabra jamás dicha, una mirada de soslayo, una lágrima perdida. Tú allí parado. Diviso en tu mirada un temor antiguo, creo que me amas como te amo yo. ¿He de besar tu boca?  He descarnado mi esqueleto como el video de Robbie Williams – Rock DJ.
Toda la ropa ha caído al suelo, es lo único que me he podido quitar, también ha caído la censura. Me he perdido en la seda de tu camisa, en la fuerza de tus manos, en el vino embriagador de tu piel.  

miércoles, 29 de diciembre de 2010

LA QUEJA

En el recuento de lo vivido (¿Creo que esa frase es de una canción? En fin)
En el recuento de lo vivido este año que ya esta por irse he estructurado en mi lóbulo frontal (si eso es posible) un grupo de personas a las que por distintas circunstancia de la vida amo pero que no soporto (¿eso se puede?) Todo se debe a la queja.
Y es que después de mucho tiempo y quizás por fiestas te encuentras con alguien a la que abrazas y besas para luego hacer la pregunta que se supone debes hacer: “¿Cómo estas?“ Te arrepientes al instante de haber abierto la boca porque te caen como balas de la bazuca de Rambo decenas de quejas y lamentos y gestos de “Pobrecita que soy” Y yo que venía tan contenta entro en crisis, mitad porque logra conmoverme, mitad porque no quería ni de chiste escuchar tal manojo de mierda que destruye mi paz mental ( Sí es que existe) Entonces me siento mal conmigo misma porque quizás debería conmoverme más, interesarme más, después de todo es zutanita a la que quiero y con la que en una vida anterior viví tal o cual cosa importante que  hiso que la quisiera y considerara como amiga de aquí a la eternidad.
La verdad es que  jamás he sido buen saco guardador de mierda algunas personas lo son y las admiro por ello.
Me pasó lo mismo algunas veces  más de las que me hubiera gustado este año alrededor de la Navidad, hasta me llamaron para felicitarme por fiestas y yo cometí una y otra vez el mismo error “¿Cómo estas?” Y zuas estocada directa al hígado.  Empiezan con un “BIEN” y luego de cuarenta y cinco minutos sigues escuchando lo “bien” que están.  ¡Guau! creo que me estoy quejando así que acabo aquí. 

jueves, 23 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO

El año ya está a un paso de acabar, con sus páginas llenas de actos bien o mal hechos, como álbum de fotos que se irán borrando de nuestra memoria en orden de importancia y de valides.

Esas experiencias han dotado de sábila nuestras vidas como cada año.

Una sonrisa se quedó en la guantera, una carcajada destempló los dientes, aquella mala palabra que no pudimos contener ante aquel suceso, una lágrima rodó por un surco antiguo,  aquel beso otorgado sin pedir el cambio, aquella acción hecha adrede con resultado infructuoso, un arrepentimiento por lo que se dijo o por lo que se quedó en el tintero huérfano de opción callado y frustrado.

El año que se va siempre es ramillete de todo un poco, con espinas en las rosas, con alfalfa y espinaca, hierba buena, ruda para la suerte aunque mal huela, claveles e ilusiones; florcita de manzanilla, cardo, alguna flor plástica que represente la falsedad, texao por Arequipa y alguna margarita para deshojar.

Como marcas en el cemento fresco hay cosas que no se podrán borrar y otras como huellas en la arena duraran poco, ante una pequeña brisa desaparecerán.

Ante los sucesos pasados en el marco de 365 días, SIEMPRE hay puntos en las “ies” o en las “ diéresis”  que son como un beso de Dios.

Que tengas un linda Navidad y que el año que empieza sea para ti esperanza, logro y felicidad.
Un Abrazo..
Pato.

viernes, 18 de junio de 2010

Ines


Inés canta muy bonito, lo saben todos los que la conocen porque ella aprovecha todas las oportunidades de la vida para cantar y cantar. Canta a sus muñecas cuando quiere dormirlas, canta cuando se baña, es verdad que eso lo hacen todos pero ella lo canta todo, incluso canta cuando juega con su hermano y lo hace rabiar.

“Ya pué Inés ¿vas a jugar o vas a cantar?”
“Pero es que mi súper héroe sabía cantar muy bonito”
“No, no puede pelear y cantar Inés”
“Sí puede, sí puede, cantar es uno de sus súper poderes”

A la abuela de Inés le gusta oírla cantar. Le gusta lo que ella dice cuando canta ya que es creadora de la mayoría de sus letras todas enfundadas en la misma melodía. Hace unos días ella les dijo en una canción mientras ayudaba a poner la mesa: “No quiero sopaaaa, me dan de comeeeeer siempre lo mismoooo y yo sólo quiero puré y asadoooo” luego miró a la abuela que es la que cocina y sonrió, al día siguiente la abuela le preparó el puré con asado y ella feliz de la vida.

A Inés le gusta mucho su casa, se la pasa a sus anchas jugando con su hermano, dejándose engreír por su abuela, escuchando los cuentos de mamá, haciendo las tareas que la Miss le deja, coloreando en su pizarra o en papeles de colores que le regalaron en su cumpleaños, también disfruta jugando con los gatitos de la gata Ramona, que ya están creciditos y les encanta jugar. Se pasa el tiempo mirando como juegan entre hermanitos y se ríe mucho con las ocurrencias de los bebes.


Inés también disfruta del colegio, al principio tenía miedo de ir porque pensaba que allí no conocía a nadie y no era su casa y no estaría su abuelita para que le pele la fruta o le de agua pero luego se dio cuenta que allí también podía ser feliz, habían niños para jugar y aprendía cada día algo nuevo, además podía practicar sus “trucos” que consisten en dar volteretas, aspa de remolino, pararse de manos; es una gimnasta innata y en el colegio tiene cómplices y público para cantar. Inés ama el colegio, le gusta aprender y siempre está atenta a lo que le dice su Miss. Así se lo explicó a su mamá el otro día: “Mi maestra es muy liiiiiinda, y sabe muchas coooooosas, es divertida y juega con nosoooootras”. Cantando. 


Claudia Guillen Diaz Del Olmo


Pd. Feliz Cumpleaños belleza.