domingo, 24 de febrero de 2013

PESADILLAS



Dos ojos grandes se quedan fijos en ella y no la dejan de ver, ella busca a su mamá por toda la habitación pero no la puede encontrar. Siente un gran susto que le aprieta el pecho y quiere correr pronto descubre que no puede moverse. En ese momento Inés despierta, sudando y temblando con ganas de llorar. Todo había sido una pesadilla. Salé de su cama buscando en la oscuridad a Pachón, lo abraza fuerte y se dirige de prisa al cuarto de su mamá, pasa primero por el cuarto de Rafael y lo aguaita por la puerta entre abierta, él duerme. Se acerca a mirarlo y le pone el dedo en la frente mientras piensa.
Se estremece de miedo al recordar su sueño y apresura sus pasos al cuarto de su mamá pero no puede evitar entrar primero al cuarto de su abuela, ella duerme, Inés la mira, la besa en la mejilla y piensa.

Vuelve a recordar lo que soñó y sale nuevamente con prisa al cuarto de mamá. Por fin llega, entra de puntitas para no despertarla, levanta el edredón y se acomoda junto a ella, la observa, está durmiendo pone las manitas en su rostro, haciéndole una caricia y piensa, se acuerda de lo que soñó y susurra: No te preocupes mamá de los feos sueños, yo te cuido. 

Claudia Guillén Diaz Del Olmo.