jueves, 15 de diciembre de 2011

La navidad del 82

La mañana nos tocó los rostros por aquella rendijita que dejaba colarse la luz que nos besaba suavemente.

El pequeño que solo contaba con cuatro cumpleaños saltó primero de la cama común y sin calzarse las pantuflas salió corriendo en dirección al árbol, el ambiente entero olía a incienso que se quemó el día anterior  y es que en Nochebuena se canta, se adora, se come, se abraza pero el pequeño no llegó despierto a media noche por lo que el desorden le era extraño, copas de champán, platos en la mesa, el pavo ya trozado y comido, las bandejas de ensaladas casi vacías, los discos de 45 fuera de su empaque. 

Su hermana lo alcanzó en el momento en que el niño con ojos muy abiertos cogía uno de los paquetes que descansaban ansiosos de ser abiertos bajo el árbol de ciprés, el olor del árbol llenó las fosas nasales del pequeño que contuvo ese olor y lo hizo suyo para siempre.

La hermana que aún no sabía leer pero que ya conocía las letras le entregó otro paquete donde prendida a la envoltura se distinguía una gran M. inicial del nombre del pequeño. Buscó entonces la letra de su nombre en el mismo instante en que el pequeño rasgaba el papel decorado con renos de nariz roja.

Dentro del paquete un muñeco de Popeye de cara dura y cuerpo blando, con una pipa enorme. El muchachito lo abrazó mientras la niña rasgaba su papel decorado con campanas navideñas, para ella una muñeca de loza, con la cara muy blanca, el vestido azul de terciopelo cubría un cuerpo suave, las manos como la cara blancas  y duras, los pies también de loza estaban cubiertos por botas negras de cuero. En la espalda una cuerda que tras girarla dejó sentir una tonada que se mezcló con la sonrisa de su hermano, el olor del ciprés y el incienso. Poco después los llamaron a desayunar y un pedazo de panetón llenó sus manos mientras que las tazas de chocolate caliente era colocada en la mesa frente a ellos.

Hace unas semana me fue otorgado un premio por Mayte Esteban http://elespejodelaentrada.blogspot.com/
donde se me pedía contar un recuerdo feliz de mi niñez, pues aquí lo tienen, aprovechando además las fechas.

Y el premio que me dieron es este:



Gracias Mayte.

6 comentarios:

Bolboreta dijo...

Muy bonita historia navideña :p
¿cómo va tu mamá?

Mayte Esteban dijo...

Qué bonito cuentas las cosas. Me alegro mucho que te gustase el premio.

Un beso.

papacangrejo dijo...

Bonitos recuerdos, buen momento para revivirlos.

David C. dijo...

Que bonito recuerdo. Felices Fiestas.

Patito dijo...

Bolboreta: Mi mami va mejorando, de momento preparando la casa porque llegan familiares por navidad desde la capital.

Mayte Esteban: Me gustó el premio y me hizo reír porque la silla del bebe parece un bacín alto.

papacangrejo: Sí, la edad de tu cangrejito y de mi pequeña se borra de la memoria (¿cuántos recuerdos tienes de cuando tenías esa edad?) pero los buenos momentos quedan.

David C. Felices fiestas también para tí y gracias por comentar.

mientrasleo dijo...

Cuanta nostalgia, qué tendrán estas fechas que me hacen sentir así.
Muy apropiada tu historia para mi estado de ánimo y las fechas y.. todo.
Me encantó
Besos