lunes, 18 de julio de 2011

Corte de pelo

Mi hija de 10 años está empeñada en tener el pelo corto siempre, lo malo es que somos onduladas y el corto pues se esponja.
El sábado tenía una tarde de cine y cena con sus compañeras de colegio y me pidió que la llevara a cortarse el pelo esa mañana que yo estaba llena de cosas que hacer, como pude y ante su insistencia llegamos a la peluquería de siempre a eso de las 11 y como lo sospeché no me atendieron porque ya estaban a tope así que me puse a conducir un poco sin rumbo y molesta porque ¿qué necesidad de hacer las cosas así a la prepo?  En una semana sale de vacaciones de medio año y allí se puede cortar el pelo pero no, ella quiere hoy y debe ser hoy. Lo sé, la culpa la tengo yo por hacerle caso, es que ha salido tan testaruda como yo y además persistente como su papá así que sumemos testarudez con persistencia y nos jodimos los de su alrededor,  en fin. Llegué a un salón nuevo donde sólo había que esperar a una persona así que nos quedamos allí. Cuando llegó nuestro turno mi hija  le explicó puntualmente a la señorita lo que quería dejándonos boquiabiertas a la manicura, a la estilista y a mí. Lo que no sabía mi hija es que se había topado con la horma de su zapato por lo que empezó una batalla estilista VS testaruda y persistente que ganó por mayores conceptos y experiencia profesional la estilista. El corte fue mínimo, formándole el cabello y cortándole todas las puntas, al final mi hija quedó contenta porque se vio linda al espejo y el cabello quedó bajo el hombro Yo más feliz que una perdiz. Todas contentas pero faltaba la fresa del pastel y es que mientras le cortaban el cabello a mi primogénita yo charlaba con la manicura que me elogió bellamente no sé si por el afán loco de conseguir una clienta nueva o es que olvidó ponerse sus lentes y no vio las patas de gallo que de un tiempo a esta parte están invadiendo mis ojos  el hecho es que cuando le dije que tenía tres hijos me dijo “Pero en qué cuerpo si estás flaquísima y jovencita “ “La verdad no parece”  “No me lo creo” Y yo allí, feliz. 

6 comentarios:

No dijo...

Claro que si Patito!!!

papacangrejo dijo...

Que bien que la testaruda se empeñó en ir a la pelu, verdad?.
Te alegraron el día.

Bolboreta dijo...

No seas tan negativa, te lo diría por que lo pensó... Y te garantizo que ser testaruda y perseverante la hará triunfar en la vida. De conformistas está el mundo lleno :p

Besos Patito!

Anusky66 dijo...

si con 10 años tiene las cosas tan claras , es muy bueno por que de mayor , llegara a donde quiera .
Eso si , menuda adolescencia te espera !!!
Unbesazo

La pequeña Meg dijo...

Bueno, bueno, qué personalidad con 10 años, la cosa promete !! :-)

Patito dijo...

Gracias a todos y sí, mi hija es lo máximo, ya les iré contando más cositas de ella pero la verdad es que también asusta... :D Sobre la manicura pues ha ganado una cliente y ni que se diga de la peluquera, ahora sólo iremos allí.