jueves, 19 de mayo de 2011

Yo quería escribir

Yo quería escribir, ¡QUIERO!
Me di cuenta tarde porque ya había terminado la carrera pero bueno eso no detiene a nadie que para escribir sólo necesitas escribir y ya. Entonces puse manos a la obra y escribí varios cuentos que me elogiaron las 3 personas a las que se los di a leer. Por ese entonces me di cuenta que a muchas pero muchas personas de mi alrededor les importa un bledo  los pininos de una aspirante a escritora.
Luego escribí una novela para adolescentes tipo “No me esperen en Abril“  o “Un mundo para Julius” o “El Guardián del Centeno” o, o, o ,o, que de ese tipo de libros hay miles pero bueno el mío es único porque es mío.
En su momento, hace 15 años ya, me pareció muy bueno y lo guardé cual oro en polvo.
Sí mis cuentos los leyeron tres pues esta novela no se la di a leer a nadie, simplemente la guardé. En ese entonces yo no había leído todo lo que leí después por lo que cuando hace cinco años saqué mi novela para leerla me quedé en una pieza de lo boba, de lo absurda, de lo… Decidí que esa era otra época, influenciada por mis amarras religiosas que eran muy fuertes y que ahora que era una mujer adulta y además “vivida” y además “más sabia”…
Escribí una segunda novela que me tomó año y medio mientras escribía re- leia, borraba y volvía a escribir y así por fin la terminé y como la primera nadie la leyó…
He revisado esa novela o en realidad estoy en la mitad. Re-chanfle (como diría el chavo)
Bati-atrofiados pensamientos (como diría Robín) ¡NO SIRVE! No después de leer a Allan Poe. No después de conocer a Pedro Páramo. No después de internarme en el  “Túnel” de Ernesto Sábato.  No después de “Aves sin Nido” de Glorinda Mato de Turner. No después de “Rios Profundos” de Arguedas. No después de navegar con el viejo y el mar de Hemingway. No después de morir en Venecia con Thomás Mann…

Mientras más leo a los grandes más limitada me siento por eso me gusta leer ciertos despellejes de cierto blog... 

¿Conseguiré escribir la novela que quiero?
Si de este refrán depende: “1% de inspiración y 99% de transpiración“. Entonces lo lograré sólo espero no ser una anciana entonces.




4 comentarios:

La pequeña Meg dijo...

Cada uno tiene su estilo, y se puede ser bueno sin tener que irgualar a los grandes. A mi me encanta escribir, pero nunca he pasado de relatos cortos. änimo y adelante, nunca se sabe!!

Patito dijo...

Gracias Pequeña Meg. Lo que pasa es que soy muy criticona de mi misma y eso puede llegar a ser un gran defecto.

Cosmo dijo...

Para escribir sólo se necesita escribir. Yo considero mi blog un ejercicio gimnástico, como hacer la tarea diaria para publicar cuentos y novelas cortas algún día. Ojalá no seas una anciana. Yo deseo exactamente lo mismo. Por cierto, hace un par de años tuve que escribir una biografía de José María Arguedas y me sentí terriblemente atrevido al contar la vida de un hombre cuya obra no conocía y me dije: Tengo que leer algo suyo. Han pasado dos años y no lo he hecho. Empezaré mi búsqueda en las librerías bogotanas.
Abrazo.

Patito dijo...

Cosmo: Busca "Ríos profundos" o "La serpiente de Oro" te asegura que no te vas a arrepentir. :D